Antonio Ferrera y Paco Ureña, una oreja por coleta en Almería

Ferrera, MuchoToro

 Así se cuenta una tarde en la que hubieron de tirar de oficio los tres toreros para enfrentarse a la desrazada y deslucida corrida deTorrehandilla y Torreherberos.

Bueno fue el saludo capotero de Ferrera, pero se lastimó el toro en una voltereta que luego acusó. Chochón el animal en banderillas, al que se le cuidó mucho en el vistoso y fácil tercio de banderillas. Con la muleta puso Ferrera gusto y temple, cogiéndole pronto la velocidad al animal y el pulso, pero con carencia de transmisión por arte del animal.

La labor ante el cuarto de Ferrera fue de profesional. Suelto y abanto de salida en el inicio, hubo vibración y emoción en el tercio de banderillas, con un cuarteo, el par del espejo y un quiebro en el tercio por los adentros. Con la muleta fue desgranando su personal tauromaquia poniéndole a la obra la transmisión que le faltaba al toro. Luego le echó el freno el animal y tras el arrimón sincero se llevó la oreja, de mucha entrega.

A pies juntos recibió Ureña al segundo, con una mezcla entre verónicas y delantales, con mucho sabor ante la transmisión del animal. Lo dosificó en el caballo, pero ya cantó el animal que la fuerza no estaba boyante. Brindó un toro al que pudo siempre, metido por dentro por el derecho, que había que llevar muy tapado y muy embebido, con mucha tecla que tocar y exigente en el planteamiento. Lo mejor llegó asl natural, de uno en uno, encajado, dándole su tiempo, sacrificando la ligazón en favor de la profundidad, hasta que el animal se rajó y el premio quedó en una oreja.

Manseó mucho el zambombo quinto, incómodo para lanzarle verónica y soso en la faena de muleta. La buena muñeca de Ureña logró una tanda al natural muy meritoria que hizo arrancar la música. Cantó tablas pronto el toro, con falta de entrega y protesta que dejó en porfiona la labor de Ureña, que dejó un accidental bajonazo antes de escuchar una ovación.


27.08 .Resumen Almería por Cultoro

El saludo capotero de Juan del Álamo al tercero, junto con dos naturales, fue lo más destacado en la parte artística del salmantino. Un toro que pierde toro el fuelle al salir de la inexistente suerte de varas y que fue poco enemigo para charro. Tuvo calidad, eso sí, pero sin oxígeno ni poder. Se justificó Del Álamo y le deslizó dos naturales de muchísimos quilates y cintura rota. Pinchó dos veces y saludó una ovación al esfuerzo.

No pasó nada con el sexto en los primeros tercios. Toro corretón y desentendido, se dejó pegar en el caballo y se pegó una voltereta en banderillas que lo dejó sin alma. Falta de clase, de entrega y de raza que dejó sin opciones a un Del Álamo porfión que sólo en algunas ocasiones dejó algún muletazo limpio. En un pase de pecho se le quedó debajo y le pegó un derrote que lo lesionó en la rodilla. Firmeza y entrega del charro para saludar una ovación.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Almería. Feria de la Virgen del Mar, primera de abono. Casi media plaza. Toros deTorrehandilla y Torreherberos, serios y con cuajo y remate. De nobleza floja y sin raza el encierro al completo.

Antonio Ferrera (marino y oro): ovación y oreja.

Paco Ureña (tabaco y oro): oreja y ovación.

Juan del Álamo (palo de rosa): ovación y ovación.

Se desmonteraron Álvaro López y Curro Vivas tras banderillear al segundo.

Fuente: Cultoro

 

 bunner-muchotemple
Sumario
Antonio Ferrera y Paco Ureña, una oreja por coleta en Almería
Nombre del artículo
Antonio Ferrera y Paco Ureña, una oreja por coleta en Almería
Descripción
La buena mano izquierda de Ureña, con bello toreo al natural; la profesionalidad y madurez de Ferrera, que puntúa en todas las plaza; y la firmeza de Juan del Álamo, que se llevó el lote más deslucido.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *