Clemente por la Puerta Grande de Moralzarzal Fernando Rey recibió una cornada en el abreplaza mientras toreaba al natural

Clemente, Portal Taurino MuchoToro

Concluyó la feria de novilladas de Moralzarzal con el encierro de Victoriano del Río y con un Fernando Rey que venía de tocar pelo en Arnedo, un Daniel Crespo que daba ayer una vuelta al ruedo en Las Ventas y un Clemente con la intención dar un golpe rotundo.

Más de una docena de lances sin perder pasos le pegó Fernando Rey al primero, engolosinado con la embestida humillada, fija y repetidora que luego galleó por chicuelinas y quitó por gaoneras después de medirlo mucho en varas. Por doblones el inicio del malagueño, apostando más a no perder un metro que a la ayuda hacia adelante, haciendo reponer al animal. Fue ganando temple a medida que se asentaba, hasta que un exceso de confianza dio con el novillero en los lomos con una cornada en el muslo. Daniel Crespo mató al novillo.

Clemente fue el encargado de torear en segundo lugar por quedar el festejo en mano a mano. Por abajo le sobó el francés la embestida humillada y corta que le atemperó en vara larga, aunque salió desentendido del quite por chicuelinas y tafalleras. Para el utrero fue el inicio muletero, empujando bien la intención del animal para que no fuese tan corta. Muy solvente el francés con la zurda, en línea primero, enroscándose después la arrancada para terminar cuajando una gran tanda a pies juntos, maciza y sentida, al final de la faena. Por alto el final a dos manos, con graciosa firma, preludio de una estocada espectacular y de la primera oreja de la tarde.

Sin probaturas salió a torear al tercero Daniel Crespo, que le sopló una docena de verónicas al animal ganándole el paso hasta los medios. Empujó en utrero en el largo puyazo para que le enjaretase después Crespo tres gaoneras y una revolera en el quite. Gran calidad y transmisión tenía el buen novillo de Victoriano, incansable en la embestida que cuajó Crespo cuando le llegó el turno a la zurda y se cimbreó con mucha gracia para conjugar en en natural muñeca, cintura y trazo. Pinchó antes de la estocada trasera.

Con templadas y cadenciosas verónicas se encajó mucho Clemente en el saludo al cuarto, novillo con repetidor intención y humillada llegada, rebozado en los embroques y con empuje en el caballo, en duro castigo. Un tremendo golpetazo contra un burladero dejó al animal ko buena parte de la faena. No fue larga la embestida que despachó Clemente con solvencia y buena composición, con la facilidad del que conoce el oficio y al animal y aprieta sólo al final, cuando ya no hay que administrar la condición. Un estoconazo de premio le valió saludar una ovación.

Al paletón Castaño que salió quinto lo recibió Crespo con un ramillete de verónicas que murieron en los medios. Se durmió el animal en el peto después de la briosa llegada. Le costó a Crespo cogerle el pulso a la pasada de la paletona cuerna, que castigaba con un punteo en los finales la falta de temple. Terminó acoplándose a la embestida pasadora a diestras, componiendo con cierta gracia las series pero con escasa profundidad. Esa llegó con la única tanda al natural, por donde embistió el utrero con humillada hondura y también con exigente codicia y vibrante repetición. Pero no continuó por allí Crespo, que lo pinchó para saludar una ovación.

Lanceó Clemente con decisión y con gusto al sexto, dejando verónicas de cadenciosa armonía y Torero encaje. Abajo fue el utrero al peto en medido castigo. Ajustó las chicuelinas el El quite que no remató por inoportuno desarme. Brindó a la cuadrilla del herido Fernando Rey y ofreció distancia media para recibir la llegada, perder un paso y asentarse en el embroque, hasta que llegó la voltereta que demandaba imposición. Se la dio después, con series de templada diestra, que nunca volaba muy larga, pero sí imperiosa, encajada y sutil, con gusto en el trazo y gracia en los remates.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Moralzarzal, Madrid. Feria de novilladas, cuarta y última de feria.

Novillos de Victoriano del Río: alegre, repetidor y boyante a menos el primero; exigente, de corta embestida el segundo; bravo, boyante y codicioso el buen tercero; con más voluntad que recorrido el cuarto; exigente, vibrante y profundo a zurdas el castaño quinto; enclasado, con fijeza y celo el buen sexto.

Fernando Rey (verde botella y oro): herido.

Daniel Crespo (menta y oro): silencio, ovación y ovación.

Clemente (malva y oro): oreja, ovación y oreja.

Fuente: Cultoro

Oferta Pack Taurino

 

 

 

 

 

Banner  Bodegas Olimpia

Sumario
Clemente por la Puerta Grande de Moralzarzal
Nombre del artículo
Clemente por la Puerta Grande de Moralzarzal
Descripción
Concluyó la feria de novilladas de Moralzarzal con el encierro de Victoriano del Río y con un Fernando Rey que venía de tocar pelo en Arnedo, un Daniel Crespo que daba ayer una vuelta al ruedo en Las Ventas y un Clemente con la intención dar un golpe rotundo.
Autor
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.