El arte de torear a caballo

Rejoneo Mucho Toro

El arte de torear a caballo:

Las primeras tauromaquias sobre rejoneo se escribieron en Portugal, con la singularidad de que el toro rejoneado nunca se le da muerte en el ruedo.

En España, el toreo a caballo estaba limitado a las faenas camperas, y tal ha sido la importancia que el campo a supuesto a esta disciplina, que los rejoneadores visten de traje campero y los arreos son vaqueros.

En la década de 1920, “Edad de Oro” del toreo, algunos jinetes españoles empezaron a introducir suertes portuguesas, siendo Antonio Carreño su máximo exponente.
Éste cordobés, descendiente de familia militar y Capitán de Caballería, protagonizó por primera vez la lidia a caballo de un toro dividiéndola en tres tercios, a semejanza de una lidia ordinaria por matadores. Estos tercios se dividieron en rejones de castigo, banderillas y rejón de muerte. Éste último a veces era sustituido por muleta y estoque.

No fue hasta acabada la Guerra Civil española, cuando empiezan a aparecer los nombres que han hecho que el rejoneo alcanzara sus primeros pasos en la perfección técnica y estética, con la aparición de Álvaro Domecq y Díez, y el Duque de Pinohermoso.

Álvaro Domecq marca una época sobresaliendo por presentar con gran escrupulosidad sus caballos, torea dando “el pecho”, pone en suerte al toro para clavar los castigos, banderillea a una y dos manos, y realiza la suerte suprema desde la caballería.
En esta misma época, se recortan las puntas de los toros para preservar la vida de los caballos.

En la década de 1940 aparecen las primeras mujeres rejoneadoras, siendo Conchita Cintrón la más famosa. También emerge Ángel Peralta, creador de numerosas suertes, como la de “las tres rosas”.
Su categoría permanece hasta los años setenta, donde junto a su hermano Rafael, Manuel Vidrié,Fermín BohorquezJosé Samuel Lupi y Alvarito Domecq, considerado la mayor figura de todos los tiempos hasta que llegó Pablo Hermoso de Mendoza, sucesor que ha elevado la categoría del propio espectáculo hasta niveles inimaginables.

Captura de pantalla 2014-06-25 a la(s) 00.25.59

Sumario
El arte de torear a caballo
Nombre del artículo
El arte de torear a caballo
Descripción
Las primeras tauromaquias sobre torear a caballo se escribieron en Portugal, con la singularidad de que el toro rejoneado nunca se le da muerte en el ruedo.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *