El ritual de vestirse de torero

Vestir al Torero – La Faena del Mozo de Espadas

El toreo significa una forma de vida, una “religión” que persigue la lucha entre la vida y la muerte. Gran parte de la responsabilidad del éxito o fracaso en la faena de un torero se corresponde al cumplimiento o no de determinados ritos. Durante el transcurso de un día en la vida de un torero acontecen una gran cantidad de rituales, como se mencionaban anteriormente, que resultan imprescindibles y que, por otra parte, van acordes al gusto y manías de cada quien. Durante dicho acto, e incluso horas antes, afloran una serie de creencias y supersticiones que han de respetarse para que todo salga de la mejor forma posible.

No existe una norma sobre cómo debe vestirse, ni un manual que describa de forma exacta cómo debe acontecer, es por este motivo que no todos los diestros llegan al mismo acuerdo sobre cómo debe desarrollarse el ritual más importante para un hombre como torero: enfundarse el traje de luces. Y es que, aun a riesgo de parecer sencillo, el acto de vestir a un torero se convierte en toda una ceremonia que ha de realizarse de forma correcta.

 Como manda la tradición, el traje de luces reposa sobre una silla doblado de forma cuidadosa. De esto se encarga el mozo de espadas, una persona de confianza para el torero. Incluso el orden en el que se encuentran dispuestas las piezas que componen eltraje de torero, se encuentra una predilección ya que su correcta disposición es imprescindible para su preparación.  Por ejemplo, el calzado debe estar colocado en el suelo y la taleguilla estirada sobre la silla para evitar que se creen arrugas. Evitar las arrugas es primordial para que el traje quede perfectamente puesto. Por otra parte, el capote se sitúa encima de los demás elementos, este capote es el que el diestro usará para pasear por la plaza antes de la corrida.

Se comienza vistiéndose por los pies, colocándose los pantis, las medias con la mano experta de su mozo, acostumbrado a vestirlo de forma reiterada. A continuación se coloca la taleguilla, los tirantes y la camisa. Los zapatos y la castañeta son los últimos elementos en ser colocados. Una vez realizada esta tarea es cuando el maestro ofrece su opinión al respecto manifestándole al mozo si todo ha quedado o no dispuesto a su gusto.

Cuando está vestido aprovecha los últimos minutos que tiene a su disposición para realizar estiramientos, calentamientos y cualquier tipo de ejercicio que pueda generar en él la calma.

El torero muestra un inmenso respeto hacia el acto que va a realizar, esta característica es una de las más destacables del ritual de vestir a un torero, por este motivo la sala en la que se viste suele estar bañada por el silencio. Este silencio se prolonga hasta el momento en el que el mozo le comenta que ha llegado la hora en el que el diestro debe dirigirse al ruedo.

Fuente: Arte y ole 

Captura de pantalla 2014-06-25 a la(s) 00.25.59

Sumario
El ritual de vestirse de torero
Nombre del artículo
El ritual de vestirse de torero
Descripción
El toreo es una forma de vida, una “religión” que persigue la lucha entre la vida y la muerte. Todos los toreros siguen un ritual a la hora de vestirse
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *