Juli, Perera y Ureña a hombros en Santander

corrida-santander-mucho-toro

Una gran tarde, la que se vivió ayer en Santander con un lleno en los tendidos, en la que los diestros Julián López “El Juli”, Miguel Ángel Perera y Paco Ureña, han compartido la salida a hombros tras haber cortado dos orejas respectivamente. Se lidio un encierro muy interesante de Garcigrande que permitió el triunfo a una terna que como buenos gallos, no se dejaron ganar la pelea.

Mostró buena condición el que abría plaza en los primeros tercios: El Juli lo recibió soberbio, variado y muy entregado en cada lance. Quitó por tafalleras y chicuelinas y cuidó mucho al de Garcigrande para someterlo con la muleta. En el segundo tercio se le cruzó al subalterno Álvaro Montes. Comenzó por cambiados en el centro del anillo a un toro que atisbaba retazos de mansedumbre. Lo cuidó mucho el madrileño pro ese preciso defecto y lo sometió, en ese momento, por ambas manos. Especialmente importantes fueron los naturales. Convenció a la plaza en los últimos compases del trasteo por circulares completos y, tras soberbia estocada, cortó el doble trofeo.

Lo recibió Perera por tafalleras enjaretadas con gaoneras, poniendo la plaza boca abajo. Entró al quite y en ese momento se percató Santander de lo que pretendía el extremeño. En la faena siguió la tónica habitual que acostumbra: toro pronto en los inicios y rajado en los últimos compases de la faena: comenzó Perera a pies juntos, en el tercio, hierático, para después dejar una gran tanda al natural. Fue en ese momento cuando el astado se rajó y Perera entró en acción con su característico arrimón. Se volcó sobre los lomos del toro en los finales y convenció a Santander.

Calaron las ganas de Paco Ureña frente al tercero. Todo lo hizo con el ímpetu de los que quieren llegar arriba. Se trató de un toro con virtudes, que se dejó crudo en el caballo a conciencia y apostó con éste. Se le coló cuando lo pasaportaba al natural  y en ese momento la faena tomó el vuelo de la emoción que necesitaba. Prosiguió arrimándose por ambos pitones. Finalizó por manoletinas y dejó un pinchazo antes de entrar la espada en un soberbio estoconazo, echándose encima del de Garcigrande.

El cuarto no se lució en los primeros tercios: optó Julián proe esperar acontecimientos con la muleta, por lo que no se lució de capote. Comenzó faena en el tercio, con la mano izquierda, llevando al de Garcigrande a media altura y sin someterlo aún demasiado para cuidar su condición. En la siguiente tanda ya sí que le bajó la mano, calentando motores de nuevo. Debía sobarlo mucho en la franela, pues el astado no podía ver las tablas. Se lo sacaba constantemente a los medios, pero por el contrario en el momento en que veía la muleta de Juli no se apartaba de ella hasta el final de la serie. Éste intentó alargar la embestida. Rotundas las tandas finales, pero pinchó hasta en tres ocasiones y se esfumó el premio.

El que hizo quinto tampoco se dejó torear de salida por Perera: debió andarle hacia atrás el extremeño, perdiéndole pasos con el capote y dándole sitio para que se acoplara a la lidia. El de Domingo Hernández pasó en blanco los primeros tercios yPerera comenzó a someterlo desde la primera toma de contacto con la muleta. La primera con la derecha, muy abajo, respondió bien; en la segunda comenzó a quedarse muy corto, acusando la altura a la que llevaba Perera su muleta, a pesar de que éste seguía confiado en mantener esa línea en la faena. De nuevo con la zurda volvió a bajarle la mano, llevándolo muy largo y el toro pro este lado humillaba mejor. Se arrimó de forma soberbia en el último tercio pero fue justo el momento en que el toro se rajaba. Remató por seis bernadinas impactantes y uno de pecho que fueron el mejor preludio al estoconazo.

El sexto se movía de salida y el murciano Paco Ureña lo recibió con tres templadísimas verónicas que le público sorprendentemente no jadeó. Cumplió en el caballo y, en banderillas, dejó un gran par Curro Vivas, cortándole a Pirri al intentar clavar el segundo de los palitroques. Comenzó faena Ureña firme, dejando bellos momentos, encajado y, sobretodo, genial colocado. Lo llevó por los dos pitones muy en vertical a un toro que, a la postre, fue el mejor del encierro. No se cansó Ureña de torear despacio, de proseguir en su empeño por rubricar una obra brillante. Ureña fue paulatinamente cuidando al de Garcigrande y dejando grandes detalles frente a éste. Más en corto en las últimas tandas, el murciano convenció a la plaza y, tras una gran estocada, cortó la oreja.

FICHA DEL FESTEJO. Plaza de toros de Santander. Quinta de la Feria de Santiago. Más de tres cuartos en tarde agradable. Seis toros de Garcigrande -Domingo Hernández, bien presentados y de juego desigual. Julián López “El Juli”, dos orejas y ovación. Miguel ángel Perera, oreja y oreja con fuerte petición de la segunda. Paco Ureña, oreja y oreja.

 

 

Captura de pantalla 2014-06-25 a la(s) 00.25.59

Sumario
Juli, Perera y Ureña a hombros en Santander
Nombre del artículo
Juli, Perera y Ureña a hombros en Santander
Descripción
Gran tarde, la de ayer en Santander en la que los diestros El Juli, Perera y Ureña, han salido a hombros tras cortar dos orejas respectivamente.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *