La cría del caballo español

 LA CRÍA DEL CABALLO ESPAÑOL

Si te estás planteando comenzar con la cría de caballos debes tener en cuenta que es una actividad importante, que normalmente suena a negocio lucrativo, sin embargo, debo decirte que es un trabajo duro con una gran cantidad de riesgo implicado. Los caballos son animales extremadamente delicados en cuanto a su salud y a los cuidados que requieren.

Estos animales tienen un período de gestación de aproximadamente 11 meses de duración, lo que merece una considerable inversión en tiempo, además de mucho trabajo y  dedicación… y que pasara un año antes de que veas cualquier ingreso. Además, los caballos suelen tener problemas reproductivos, por lo que además del gasto en veterinarios, puede ser que la yegua termine sin embarazo.

Todo esto parece desalentador, pero tiene su lado positivo, o sino nadie querría ser criador de caballos. Hay personas que aman y sienten pasión por los caballos y una manera de hacer realidad sus sueños es convertirse en criador (siempre que estén dispuestos a trabajar duro). Por eso diremos que no es un trabajo para cualquier persona y que es importante que no pienses que el solo hecho de tener caballos y criarlos es suficiente.

Normalmente quien comienza con un negocio de cría de caballos es porque hace tiempo que se dedica a estos animales y además tiene sus propios ejemplares. Una buena manera de empezar es comprar un buen semental para montar yeguas de raza y cobrar por estos servicios (sin necesitar grandes instalaciones). Tal vez esto sea lo más fácil, con el tiempo y si el semental cumple y logra reputación se puedas obtener buenos ingresos.

Otra forma de empezar es con una yegua para luego vender los potros, por lo que necesitarás unas instalaciones mayores, ya que el animal tiene que tener campos donde  pueda retozar y pastar. Es importante darse cuenta de que incluso si todo va bien, tardarás años en obtener beneficios y que antes de vender tu primer potro tendrás que invertir primero. No puedes escatimar en veterinarios y alimentos para tu yegua embarazada y después tendrás que mantener el potro durante al menos cuatro meses antes de venderlo. Además, algunos criadores a menudo quieren conseguir mejores precios por los potros. Eso supone que podrías tener entre tres y cinco caballos en un momento dado y que las cuentas médicas y honorarios veterinarios se sigan sumando, incluso para los caballos sanos.

Y por último, aunque más indicado para los más arriesgados y conocedores de este mundo, sería montar un criadero (hay una gran diferencia entre tener una yegua y ser criador de caballos). Cuando se habla de montar un criadero, creo que no se está hablando sólo de tener una yegua, aunque este criadero esté formado por una sola yegua. Un criadero es una empresa, sea  pequeña, mediana o a gran escala. Para poder montar un criadero de caballos deberás contar con un terreno lo suficientemente grande como para colocar las instalaciones correspondientes, además de tener un espacio amplio para que los caballos puedan hacer ejercicio. Una vez que reúnas estos elementos podrás comenzar a buscar los sementales más adecuados y las yeguas aptas para hacer las cruzas y conformar un pie de cría. Después, mucha paciencia, trabajo, dedicación, selección… y saber de caballos.

Dicen que un criadero bueno es una yegua buena y un criadero malo es una yegua mala. Mantener cualquiera de los dos vale lo mismo, pero la realidad es que no producen lo mismo.

Fuente: Arte Olé

Cria de Caballo español por Mucho Toro

Captura de pantalla 2014-06-25 a la(s) 00.25.59

 

Sumario
La cría del caballo español
Nombre del artículo
La cría del caballo español
Descripción
Si te estás planteando comenzar con la cría de tu caballo español debes tener en cuenta que es una actividad importante y un trabajo duro.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *