Ponce, Perera, Juli y Talavante; tarde de triunfos en Ciudad Real

El Juli, MuchoToro

Duelo de altas Cumbres el que acogía Ciudad Real en la segunda de sus corridas Monstruo: Ponce y Perera serían los testigos de una batida de excepción por fin desvirtualizada. Cuatro Tweets fueron los culpables de que Juli y Talavante ocuparan todas las miradas de la Fiesta en pleno corazón de la Mancha.

Embistio rebrincado el primero de Torrealta en el capote de Enrique Ponce, un manso que ya hizo cantar la gallina de salida y no le puso las cosas fáciles a los de plata después de cumplir en el caballo. Comenzó faena en el tercio, pero el astado fue todo un canto a la mansedumbre que fue cuidando el de Chiva, especialmente dejando naturales de excelsa belleza. Mató de pinchazo y media caída.

Al quinto Ponce se empeñó en alargarle la faena que no tenía, consiguiendo grandes momentos sin que ésta llegara a romper por la falta de empuje del de Torrealta. No se cansó de irse una y otra vez a los medios, intentando e intentando que la falta de fuelle del toro entrara en su propio canasto. Los finales, por bajo y derrochando torería, fueron el término que arrancó la oreja tras fulminante estocada.

Frío de salida se mostró en el capote de El Juli el segundo, un astado que también llevaba como divisa la condición mansa. El sardo se arrancó a la contraquerencia y fue picado en la misma, y para cuando llegó a la muleta del madrileño la fuerte puya habia hecho su efecto. Comenzó sobándolo en el tercio, por bajo, y eso fue crucial para que el toro se empapara de muleta. Prosiguió embistiendo y repitiendo en la muleta de Julian, por el lado diestro por el que lo sometió muchísimo, especialmente en los remates arqueológicos. Al natural le costaba más, pero terminó por encelarlo y conseguir que el de Torrealta embistiera. El Epílogo por manoletinas y la estocada trasera pusieron el doble trofeo en su mano.

Al toro que hizo sexto, Golfo de nombre, lo esperó hierático en el tercio para ira pegándole templadísimas verónicas hasta la boca de riego. Apenas recibió castigo en el caballo antes de que Julián le dejase tres lopecinas en el centro del ruedo, templadas, con los pies enterrados en la arena. Desde el inicio le fue incrementando la exigencia el madrileño al animal hasta terminar arrastrándoles medio metro de muleta por la arena con el toro detrás. Como se fue también tras los ralentizados naturales que supusieron el cúlmen. Luego, los añuelos en la grada y el presidente concediendo el indulto para el toro.

El séptimo tenía un tranco alegre y Perera fue comprendiendo paulatinanente su condición. Aguantó los parones por el derecho, se gustó en encajados naturales y se montó en la última parte del trasteo sobre los pitones del astado. Le faltó continuidad a la faena, pero estuvo repleta de detalles y grandes embroques que, a sones de “La Concha flamenca”, hicieron gustarse al extremeño. Mato de estocada.

Recibió al cuarto Talavante con la gracia capotera que ya atisbó en Gijón, relajado, gustándose y bajando muchísimo la mano. Pero cuando en realidad impresionó su personalísimo capote fue en un galleo por chicuelinas en el que derrochó la enjundia que atesora. Tras brindar al público, en los mismos medios comenzó y, al natural, fue sacando su mejor concepto. Se rompió por el izquierdo y fue entonces cuando la plaza se entregó. Tras unas soberbias manoletinas, pinchó y fue ovacionado.

Fue el cierraplaza un toro que echó el freno en el ecuador de la faena, justo cuando Talavante lo intentaba al natural. Antes, dejó Alejandro grandes detalles por el derecho y un recibo capotero con verónicas de mano muy baja. Dejó una gran estocada y cortó la oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Ciudad Real. Segunda de la Feria de la Virgen del Prado. Seis toros de Torrealta. Tres cuartos de entrada.

Enrique Ponce, oreja y oreja.

Julián López “El Juli”, dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos por indulto.

Miguel Ángel Perera, ovación y dos orejas.

Alejandro Talavante, ovación y dos orejas.

Fuente:Cultoro

Bunner2-muchotemple
Sumario
Ponce, Perera, Juli y Talavante; tarde de triunfos en Ciudad Real
Nombre del artículo
Ponce, Perera, Juli y Talavante; tarde de triunfos en Ciudad Real
Descripción
Duelo de altas Cumbres el que acogía Ciudad Real en la segunda de sus corridas Monstruo: Ponce y Perera serían los testigos de una batida de excepción por fin desvirtualizada.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *