SANFERMINES 2015: Capítulo 2. El Chupinazo

San Fermín 2015, Portal Taurino MuchoToro

Amanece el día 6 de Julio y lo primero que hacemos es asomarnos a la ventana para ver de que ánimo se ha levantado el sol y si nos va a regalar con su siempre agradable visita o por si al contrario el astro rey se va quedar dormitando para dar paso a las nubes y en el peor de los casos a la indeseada lluvia.

¡Ha habido suerte! y hoy será uno de esos días en los que el calor y la bebida harán una de esas simbiosis en las que a poco que te descuides darán con tus huesos en el primer andén con destino a los sueños de Morfeo y sin saber si tan sólo con billete de ida debido a que tu estado sea el mismo durante los nueve días que dura la fiesta. ¿Imposible? ¡ven a comprobarlo!

San Fermín 2015, Portal Taurino MuchoToro

Pues bien, a todo esto los pamplonicas van vistiendo poco a poco sus galas, galas blancas, galas sencillas, sin escalafón ni clase social, tan sólo tela más o menos blanca y el consabido pañuelico rojo que al sonar el cohete todos sin excepción anudarán al cuello con el deseo común de llevarlo durante todas las fiestas sin sufrir percance alguno y con la sana intención de hacerlo durar hasta el pobre de mí, momento en el que el pañuelico rojo se guardará al grito de ¡ya falta menos para el glorioso San Fermín!

Pero prometimos hacer una descripción de los actos de los sanfermines a pie de calle y con todo lujo de detalles posibles y a eso vamos a dedicar las siguientes líneas para que nadie se sienta extraño el día 6 de Julio en Pamplona y pueda vivir el chupinazo en todo su esplendor y sin sufrir ningún tipo de despiste que le lleve a perderse tan emocionante acto.

Lo normal para muchos pamplonicas el día del chupinazo es reunirse alrededor de una buena mesa con amigos y familiares a degustar un almuerzo de lo más variopinto en el que se puede encontrar todo tipo de variedades culinarias https://youtu.be/kXwnTlGkJJI  ricos caldos pero de los que ofrece la uva y mucha, mucha diversión. Después unos optarán por acudir a la Plaza Consistorial a presenciar el chupinazo, otros a quedarse por los alrededores para ver el ambiente o seguir comiendo y bebiendo como si no hubiera un mañana.

 Todo el que se quiera acercar a visitar Pamplona y su famosísimo chupinazo debe saber varias cosas como por ejemplo que la entrada a la Plaza Consistorial es vigilada por agentes de seguridad para evitar que nadie pueda introducir cristal, colorantes en cualquiera de sus versiones como colacao, pimentón, vainilla, ketchup, harina etc, algo que es complicado de evitar por la ingente cantidad de personas a supervisar.

 De hecho, intentar acceder a la plaza con menos tiempo de dos horas de antelación es harto complicado ya que no sólo los pamplonicas desean acceder a la misma, también los cientos de miles de personas que visitan Pamplona ese día desean hacerlo y el recinto pavimentado tiene un aforo que aún cuando es capaz de absorver gran cantidad de personas por metro cuadrado llega un momento en el que dice ¡basta! y es cuando ya no permite que nadie le pise y empieza a mover a la masa en un desenfrenado maremoto que pareciera tragarse a los que despreocupados se entregan a la fiesta sin percatarse de lo que ocurre debajo de sus pies.

 Y es que la Plaza a pocos minutos de recibir el chupinazo con el que recibirán los mozos y mozas los sanfermines es un verdadero hervidero de sensaciones no aptas para muchas personas y menos aún para aquellas que sufran del corazón o tengan un orgullo muy desarrollado y no sean capaces de aguantar todo lo que allí ocurre en tan poco espacio de tiempo.

San Fermín 2015, Portal Taurino MuchoToro

Porque allí ocurre de todo, empujones, pisotones, codazos, mojaduras, apretujones como si con ellos se intentara hacer jugo de pamplonica, alguna bronca que te puede tocar más o menos cerca, calenturas, sensación de ahogamiento, pérdida de la sensación de realidad espacio tiempo y como no sufrir la presencia de un cefalópodo muy poco común por estos lares y que aparece como una epidemia este día y en otros momentos de las fiestas “el pulpo”.

Para que no te ocurra algo que suele suceder con frecuencia debes saber que no es obligatorio beberse el contenido de un ultramarinos antes de las doce del mediodía, basta con “enchisparse” lo suficiente como para mezclarte en la fiesta sin desentonar por el grado alcohólico alcanzado, de igual forma, debes saber que no a más bebida más diversión, error muy común sobretodo entre los extranjeros que nos visitan por sanfermines que al parecer sufren durante el año una abstenia tal que cuando vienen a Pamplona se beben hasta el agua de los charcos.

 Y todo lo demás es muy sencillo, intentar mantener un equilibrio entre respeto y fiesta, entre buena educación y frenesí, entre tu libertad y la mía y seguro que con estos pocos consejos disfrutarás de un chupinazo absolutamente increíble e inolvidable.

La metamorfosis que sufre la ciudad en tan breve espacio de tiempo es tan difícilmente explicable con palabras que por eso desde Muchotoro invitamos a todos nuestros lectores a visitar la ciudad y callejear por la misma disfrutando de todo cuanto ocurre en ellas intentando no perderse ni un solo detalle. Ah se nos olvidaba, los toros sólo corren por la calle estafeta a las ocho de la mañana todo lo demás son leyendas urbanas.

NUEVOS COMPLEMENTOS

Banner  Bodegas Olimpia

Sumario
SANFERMINES 2015: Capítulo 2. El Chupinazo
Nombre del artículo
SANFERMINES 2015: Capítulo 2. El Chupinazo
Descripción
La Plaza Consistorial a pocos minutos de recibir el chupinazo con el que recibirán los mozos y mozas los sanfermines es un verdadero hervidero de sensaciones no aptas para muchas personas
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *