Una oreja para Padilla y otra para Fandiño en la última de Cuenca

Fandiño, MuchoToro

Llevaba toda la feria queriendo ser el protagonista dando y quitando orejas con criterio abstracto e irregular que es lo peor de todo. Le quedaba la última: crispar al paciente y respetuoso público conquense que incomprensiblemente veía como la feria les iba a terminar con un inválido en el ruedo que desde que asomó por toriles apoyaba de forma inestable la mano derecha.

Perdió las manos al entrar al caballo, al salir, dos veces en banderillas pero el presidente no consideró oportuna la devolución. Aprovechó la última caída anterior al tercer par para con cuatro palos cambiar de tercio. Si esto fuese el estadio del Conquense Club de Fútbol a saber… pero hasta en eso somos prudentes los taurinos. Fandiño pedía tiempo al público y tras el tercer muletazo el toro volvió a derrumbarse. Ese fue el momento elegido o por el presidente, tras meditar sobre lo evidente, para asomar el pañuelo verde. De locos.

Fandiño calmó la tempestad con un brindis al público de ese sexto bis, con el hierro de Los Chospes. Quiso Fandiño reconducir las aguas al ambiente festivo y triunfal predominante en esta Feria de San Julián. Al toro le faltó un puyazo y lo acusó en la muleta que pese al mando y dominio de Fandiño tuvo su complicaciones el sobrero de Los Chospes. La firmeza de Fandiño se hizo patente en el ruedo para obligar al toro en tandas por el pitón derecho de viaje largo y mano baja. Se supo vencido el toro y se rajó.  Fandiño se fue tras él para darle una tanda por el izquierdo donde el toro sólo se defendió. La espada ha condicionado esta feria en exceso perdiéndose varios triunfos. Fandiño dejó un pinchazo hondo y descabello pero el público reconoció su esfuerzo con una fuerte petición de oreja que el presidente no tuvo otra opción que dar la oreja.

Antes, con el tercero, donde destacó la buena lidia de Miguel Martín, hizo otro esfuerzo con un toro desrazado y de escasa fuerza que se echó por dos veces durante la faena de muleta. Fandiño pudo no obstante rescatar dos naturales de buen trazo.

Juan José Padilla derrochó entrega en Cuenca ante un público que tiene auténtica devoción por él.  Comenzó la tarde de manera accidentada con el percance de Manuel Rodríguez ‘Mambrú’ al no alcanzar el burladero y quedarse pegado a tablas mientras el toro lanzaba cornadas. Padilla levantó al público en banderillas sobremanera con el tercer lar al violín. Inició genuflexo la faena el tercio en una faena de técnica para paliar las complicaciones del primero de Fuente Ymbro que medía y miraba cada vez que tomaba la muleta. El público premió el esfuerzo con una oreja tras estocada trasera. El cuarto fue un toro colaborador y de calidad al humillar por el pitón derecho. Inicio de faena de muleta de rodillas para ir enlazando muletazos templados sobre la mano diestra. Optó por los desplantes de rodillas para terminar. La espada se interpuso entre Padilla y la Puerta Grande tras una meritoria tarde.

El Fandi malogró con un espadazo infame, en los costillares, a una buena faena al segundo del festejo al que recibió con un vistoso y variado saludo iniciado con una larga cambiada de rodillas, seguido por verónicas y chicuelinas para terminar con una media de rodillas. Protagonizó un buen tercio con los rehiletes destacando el segundo dando todas las ventajas al de Fuente Ymbro. Ya en el inicio de rodillas con la muleta el toro salía con la cara buscando las tablas. Manso y con tendencia huidiza obedeció cada vez que El Fandi le echaba la muleta en la cara, sin dejarle opción a irse, para hilvanar los pases. De no ser por la espada el público hubiese pedido el trofeo. Igual que en el quinto. Otro toro colaborador de Gallardo que sirvió a El Fandi para conectar con los tendidos en un muestreo de distintos desplantes de pie y de rodillas recreándose en el abaniqueo final. Todo apuntaba a oreja pero el descabello evitó que el presidente accediera a la petición de oreja solventado la tarde con una ovación.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cuenca. Feria de San Julián, quinta y última de abono. Toros de Fuente Ymbro, bien presentados y en tipo. Y un sobrero de Los Chospes, sexto bis.

Padilla (gris perla y oro): oreja y ovación.

Fandi (nazareno y oro): ovación y ovación.

Fandiño (grana y oro): palmas y oreja.

Fuente: Cultoro

bunner-muchotemple

Sumario
Una oreja para Padilla y otra para Fandiño en la última de Cuenca
Nombre del artículo
Una oreja para Padilla y otra para Fandiño en la última de Cuenca
Descripción
Fandiño pedía tiempo al público y tras el tercer muletazo el toro volvió a derrumbarse.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *