Ventura y Talavante, a hombros en Gijón

Talavante y Ventura a Hombros, MuchoToro

 Recibió con mucha dulzura Diego Ventura al primero de Capea. Con Nazarí llegaría la revolución: fue encelando al toro en el tercio, tirando de éste con arrojo en una demostración de la doma que atesora el sevillano. Le faltaba a ritmo al de Capea, peroVentura fue sonsacando las virtudes en el tranco del astado salamantino para lograr una gran actuación. Tras la revolución en los tercios finales, dejó un rejonazo un poco trasero.

Hasta una docena de verónicas dejó Miguel Ángel Perera al segundo de la tarde, uno de Montalvo que se resistió a embestir con limpieza en el primer tercio. Quitó psoteriormente, y tras la entrada al caballo, por chicuelinas el extremeño, dejando una tercera de mucho ajuste. Comenzó faena por ayudados por alto muy quieto, y a partir de ese momento fue sacando las pocas embestidas lucidas que ofreció el de Montalvo. No tenía clase en los movimientos y, abase de aguantar en los parones, Perera pudo sacar algún momento en claro. Dejó una media estocada en buen sitio que hizo rodar al astado salamantino.

Lo recibió a la verónica con la gracia capotera que últimamente está derrochando el extremeño. Marcó los tiempos muy bien a lo largo de toda la lidia y, en esa línea, logró cortar finalmente la oreja. La faena fue todo sorpresa: finalizó por ajustadas bernadinas y antes ejecutó tandas toreando para el toro, siempre lo que el deMontalvo requería, y templando su embestida. Todo a gusto de Talavante. Cortó una merecida oreja.

De nuevo triunfó Diego Ventura frente al cuarto: el soberbio rejón de muerte que hizo rodar sin puntilla al de Capea puso al público norteño en pie y satisfizo las ilusiones de los aficionados en El Bibio. Fue un trasteo vibrante, en el que destacó con Chalana en banderillas y en el que fue sobrecogiendo a lso tendidso por moemntos. La parte fundamental del mismo llegaría con las cortas, en las que destacño especialmente y en las que pondría el culmen final a una faena vibrante. El rejón de muerte, certero, hizo rodar al buen toro de Capeasin puntilla y recibió el sevillano las dos orejas.

Le faltó fuerza a la embestida de lcuarto, con el que Perera salió a por todas, pues no quería irse de vacío en el primero de sus compromisos del serial norteño. Lo recibió dejando deltalles pero el toro echaba el freno de mano ya de salida: quizá fue, al someterlo, lo que hizo que se viniera abajo totalmente. En la faena lo intentó por ambos pitones, pero fue imposible sacar en claro lo que no tenía el de Montalvo. Dejó estocada defectuosa.

El cierraplaza no fue el toro más apto para que Talavante triunfara, pero sin embargo lo hizo, mostrando el gran momento que atraviesa. Todo lo hizo despacio y todo lo hizo para que el toro aprendiera a embestir. Si lefaltaba celo al de Montalvo, le sobraba ímpetu sorpresivo al extremeño. Ya en el buen recibo capotero apuntó Talavante que venía a por todoas, y en el quite lo corroboró: y es que su gran toreo de capote caló de forma honda en El Bibio. Con la muleta, todo fue una explosión de sentimientos por la sorpresa con que interpretaba cada tanda. Cada movimiento era un suspense mantenido por la plaza y por el propio Talavante. Preciosos los naturales. Mató de una gran estocada después de dejar una gran tanda por manoletinas. Recibió y paseó las dos orejas.

Talavante, MuchoToro

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Bibio. Tercera de Feria. Casi lleno.

Dos toros de Capea, para rejones, y cuatro de Montalvo,

Diego Ventura, oreja y dos orejas.

Miguel Ángel Perera, silencio y palmas.

Alejandro Talavante, oreja y dos orejas.

Fuente: Cultoro

Bunner2-muchotemple

 

Sumario
Ventura y Talavante a hombros en Gijón
Nombre del artículo
Ventura y Talavante a hombros en Gijón
Descripción
Recibió con mucha dulzura Diego Ventura al primero de Capea. Con Nazarí llegaría la revolución: fue encelando al toro en el tercio.
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *