Y fue en el tercero. Alejandro Talavante punto y aparte Talavante soñó ayer el toreo

Hay tardes que se quedan grabadas en la memoria, tardes en que toma sentido el ser aficionado a los toros, toma sentido soñar y toma sentido el mirar, para crecer y dejar de ver, simplemente para no sentir.

Alejandro Talavante soñó ayer el toreo, para hacernos soñar al resto con el suyo. Fue en la Plaza de toros de Zaragoza, en la séptima de la Feria de El Pilar, con un casi lleno, con toros de Juan Pedro Domecq. Fue en el tercero. Tercer toro encastado y astifino de Juan Pedro.

El tercero de Juan Pedro

El tercero de Juan Pedro

Talavante comenzó la tarde de forma magistral, con el capote tanto a la verónica como por chicuelinas, pero fue en la muleta donde redondeó una faena tan redonda, como redonda es la plaza. Faena llena de creatividad, aroma, sabor y genio creativo.

Hizo entrar rápido a la gente en materia, citando al toro desde los medios, con el cartucho del pescao ligando posteriormente una serie por la zurda excepcional. Mucha plasticidad en el trazo, donde dibujó naturales soberbios,  acompasados, muy expresivos, acompañando con la cintura, toreando con todo el cuerpo. Fue el concepto de eternidad, el que quiso imprimir con sus muñecas Alejandro.

Alejandro Talavante, cartucho del pescao

Alejandro Talavante, cartucho del pescao.

Hubo una serie cumbre, genial, única, propia de un torero diferente, atornillado en el suelo, templando y acariciando la embestida del toro, parando el tiempo. Alejandro viajó al pasado y trajo, en un suspiro, una serie por la derecha, adornada con una arruzina ligada a un pase de pecho excepcional para cerrar una faena que hizo crujir los muros y reescribir los 250 años de historia que tiene la Plaza de la Misericordia.

Arruzina.

Arruzina.

Si Juan Belmonte decía que, “se torea como se es”, que se torea y se entusiasma a los públicos, de la misma forma que se ama y se enamora, virtud de una fuente espiritual que tiene origen en lo mas hondo del ser, Alejandro emocionó a los públicos traspasando el juego de la lidia, toreo con el alma. Un alma peculiar, que llega y emociona, un torero diferente, una tarde para recordar, una gran tarde de toros, y fue en el tercero.

untitled

Banner  Bodegas Olimpia

Sumario
Y fue en el tercero. Alejandro Talavante punto y aparte
Nombre del artículo
Y fue en el tercero. Alejandro Talavante punto y aparte
Descripción
Alejandro Talavante soñó ayer el toreo, para hacernos soñar al resto con el suyo. Fue en la Plaza de toros de Zaragoza, en la séptima de la Feria de El Pilar, con un casi lleno, con toros de Juan Pedro Domecq
Autor
Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *